lunes, 27 de febrero de 2017

Vivencias de la lucha libre: “Yo soy el Indio Gerónimo”

El Alto, 26 febrero.- Su nombre real es Raymundo Saire. En 1990 fue el principal promotor de Los Titanes del Ring del Multifuncional de la Ceja de El Alto. Actualmente, radica en Cochabamba dedicándose a la panadería junto a su esposa. Tiene tres hijos, Wálter, Judith y Brígida con su pareja María Eugenia Durán. Hijo de Justina y Julio (+). Su progenitor fue íntimo aficionado al boxeo. Saire ser amigo del mexicano Huracán Ramírez.

El Indio Gerónimo tiene los cabellos blancos por las tristezas que le otorgó la vida. Hace nueve años luchó por última vez en Argentina, compartió cuadrilátero con Solfeador y los hermanos Comando gracias a la invitación de Erasmo Chambi (Ciclón) junto a Wálter “Tataque” Quisbert, Sombra Junior y Elizabeth Rompecorazones.

Empezó a luchar desde sus doce años cuando lucía melena larga. En su hogar posee una amplia colección de fotos peleando con mexicanos, también guarda películas del Santo, Blue Demon, Huracán Ramírez y Mil Máscaras. “Bolivia fue la casa de los luchadores mexicanos caracterizada por pelear a ras de la lona y lucha aérea”, recuerda Gerónimo.

Acabó sus combates varias veces con la cabeza reventada de sangre. Cuenta que una vez le dieron con un ladrillo en la frente y fue trasladado a la clínica más cercana, cuando peleaba en el Coliseo Municipal de la Avenida Camacho. “Mi padre quemó con gasolina mis botas y toda mi indumentaria de luchador”.

Al margen de la lucha libre estudió Mecánica y durante años trabajó como técnico en motores de explosión. Fue Intendente Municipal de la Alcaldía de El Alto (1997), y fungió como comandante y director de la policía urbana.

Los más ágiles de la lucha libre boliviana para Indio Gerónimo son Vampiro I, Sombra Junior y Jaider Lee. Con la moral alta afirma ser profesor de Súper Muñeco y La Máscara.

“Tengo el rostro partido, mis dedos están dislocados, mi cuerpo está lleno de marcas. En las mejores épocas de la lucha libre peleamos con una brutalidad tremenda”. Sus adversarios más exigentes durante los grandes momentos del Olimpic de San Pedro fueron Renato Cruz y Míster Atlas.

Desde su visión los mejores árbitros de la lucha libre boliviana son Jimmy Rubiloza (ya fallecido), Alí Farak y Ricky Guerrero, repudia a los nuevos árbitros que se colocan el traje rayado encima del ring. Según Gerónimo el réferi tiene que conocer las mínimas reglas de la lucha libre. Fernando Guiroga, Juan Carlos Pomarino y José Carlos Fernández están entre los mejores presentadores y relatores para su gusto.

Tiene 61 años, le fascina saborear el chicharrón y asado de Cochabamba. Cuando llega a La Paz se siente seducido por el plato paceño y ají de fideo.

ADMIRABA AL COMPADRE PALENQUE

Posee decenas de retratos en la sala de su hogar enalteciendo la labor de Carlos Palenque por colaborar a los más pobres cuando conducía la Tribula Libre de Pueblo del Sistema RTP.

“Carlos Palenque fue como mi padre, todo lo que soy ahora lo debo a ese señor, el compadre fue un símbolo en mi vida. Ese señor fue padrino de mi boda”, recuerda con los ojos llorosos Saire.

Gerónimo también habla de otros luchadores y destaca a Rey Mysterio, luchador mexicano como el más completo de la época actual. Sin Cara, todos los mexicanos tienen una verdadera escuela de lucha libre.

Indio Gerónimo acotó que durante las últimas temporadas fungió como empresario de lucha libre y hace un par de años trajo a grandes luchadores mexicanos a Bolivia, como al Nieto del Santo, Lapida, Parkita y Espectrito. Evento que fue organizado en el Coliseo Cerrado Julio Borelli Viterito en la calle México de La Paz.

DATOS PERSONALES:

Nombre real: Raymundo Saire Carrasco. Nombre de batalla: Indio Gerónimo. Estatura: 1.75 centímetros. Peso: 115 kilos. Edad: 61 años. Plato favorito: Plato paceño y ají de fideo. Gimnasio: Levanta 160 kilos.

Texto y fotos: Alberto Medrano

Archivo: